El estratega de la selección peruana, Ricardo Gareca, comentó en rueda de prensa que Chile “nos ganó bien”

El 2-1 de Vidal desató el troleo a Ricardo Gareca. Claro, hay un tipo de hincha que solo evalúa al entrenador a partir de los cambios visibles que hace. Si mete a un jugador y ganamos, dice que los cambios fueron “buenos”. Si mete a un jugador y perdemos, afirma “hizo mal los cambios”. Ese tipo de hincha no habla nunca de los muchos cambios tácticos que se dan en 90 minutos, del extremo que tapa la banda, del punta que retrocede o del lateral que es obligado a no proyectarse. Esas variantes, por sofisticadas, no las nota. Entonces solo habla de los cambios visibles: los que son hombre por hombre, con anuncio del cuarto juez. Los que advierte hasta mi novia.

Metidos ya en la onda de criticar a Gareca “por los cambios”, la ola tuitera dice que el técnico la embarró al meter a Beto Da Silva y sacar a Tapia “porque sacó un volante por un delantero, quiso ganar el partido y recibió el 1-2 de respuesta” (sic). “Quiso ir al Mundial y la fregó”, completan el ataque. Lo que no dice ese tipo de hincha es que el ‘Tigre’, efectivamente, incluyó a Beto, pero retrocedió a Flores al lugar de Tapia y Perú se mantuvo con dos volante de primera línea: ‘Orejas’ y Aquino. El gol de Vidal no pasa por haber metido a Beto; pasa por la habilidad del chileno que recibió demasiado solo (como en el primer gol) e hizo pagar a Perú por una distracción defensiva imperdonable que si medimos el tamaño del jugador al que se descuidó.

Gareca es muy criticable por insistir en Carlos Lobatón cuando el ritmo del partido le quedaba muy grande, pero no por su apuesta por Beto. Quiso refrescar la banda zurda y lo hizo con un jugador que sabe recorrerla y genera diagonales. Nada garantizaba que con Tapia en su lugar de volante mixto, Vidal no habría recibido igual de solo. De hecho el mismo chileno picó 20 metros sin marca en el primer gol y Renato estaba en la cancha. Perú durmió en los goles por fallos colectivos, de concepto, no necesariamente “por los cambios”, recurso histórico de los que no saben de fútbol para pegarle y  pegarle a los entrenadores

 

One thought on “Gareca: sus declaraciones tras derrota de selección peruana

Agregue un comentario

fifteen − 8 =

Facebook